The Alan Parsons Project, Sirius

La música electrónica es un género que poco a poco fue ganando en reputación desde sus orígenes; aunque estilos como el trance quedaron vinculados desde los años 90 a la vida en las discotecas, a las drogas de diseño y a la falta de ingenio creativo de quien desarrollaba su carrera musical en este terreno, con bandas como Depeche Mode o Daft Punk se fue abriendo una veta que dejaba los sonidos electrónicos en un lugar reputado.

Escuchar música electrónica empezaba a estar bien visto por músicos de estilos aparentemente opuestos al uso de sintetizadores, como el pop o el rock. Así, grupos míticos como los británicos The Alan Parsons Project hicieron que su rock progresivo conviviera con lo mejor de la música electrónica en sus discos.

Y qué decir de ‘Sirius’, esa canción instrumental de sonidos metálicos, inquietantes y tensos. Lo puramente electrónico quedaba acompañado por guitarras eléctricas y rock de altos quilates, por lo que el resultado era cuando menos impactante.

Tal es el clima de concentración, de expectación ante lo que va a ocurrir y de magia electrónica que nos traslada a otros mundos que el tema ‘Sirius’ lograba despertar en los oyentes, que los mismísimos Chicago Bulls empezaron a utilizar la canción en la previa de sus partidos. Todo el majestuoso United Center se quedaba a oscuras, con la leve luz de las pantallas de apoyo al equipo y de unos focos que se encendían para alumbrar directamente a los jugadores que salían desde los vestuarios.

En este contexto, era absolutamente impresionante cuando las notas de la música electrónica de ‘Sirius’ sonaban ante miles de espectadores que rugían. Y de repente, ‘Sirius’ avivaba la emoción de ver la presentación de los Chicago Bulls, con el speaker gritando al compás de The Alan Parsons Project los nombres, nada más y nada menos, que de Scottie Pippen o Michael Jordan. Aún hoy, los Bulls conservan el tema ‘Sirius’ como preludio para cada uno de sus partidos como local.