Se cumplen 67 años del nacimiento del primer estudio de música electrónica

Estamos de aniversario y fiesta; la música que tanto nos apasiona, la música electrónica, está de cumpleaños pues el primer estudio oficial de música electrónica ha cumplido 67 años. Sí, en efecto, estamos hablando de aquel viejo estudio ubicado en Alemania, el cual fue creado con propósitos de modernizar la música académica en busca de nuevos sonidos que enriquecieran la música del momento y cambiara por completo el paradigma de la creación musical.

Es que este primer estudio de música electrónica no sólo supone un punto de partida para la música electrónica como hoy en día la conocemos, sino también un punto de cambio para la música tradicional que evolucionó gracias a las investigaciones alemanas llevadas a cabo en ese estudio que cumple 67 años y que merece una celebración por todo lo alto. En Alemania este primer estudio de música electrónica se intitula como “el primer estudio de música moderna”, pero es oficialmente llamado “Studio for Electronic Music”, estando ubicado en Colonia, Alemania, según nos lo recuerda los aficionados de la música electrónica que trabajan en Cerrajeros.

Los vanguardistas de la época, sobre todo los productores y compositores de Alemania, adoptaron al Studio for Electronic Music como un refugio donde podían libremente innovar con sonidos inusitados hasta ese momento. De hecho, el prócer de la música electrónica, Karlheinz Stockhausen, llevo a cabo sus primeras experimentaciones con la música electrónica en ese estudio que, en aquel tiempo, no contaba con tantos aparatos como hoy en día, pero que, sin embargo, Stockhausen logró sacarle el máximo provecho para crear las composiciones electrónicas de mejor estima de todos los tiempos gracias al incipiente equipo técnico y su espectacular talento.

El estudio se creó específicamente en la Alemania Occidental, en Colonia, en unas instalaciones radiofónicas, teniendo como precursores principales a los compositores alemanes Werner Meyer-Eppler, Robert Beyer y Herbert Eimert que llevaron a término diversos proyectos para sacar adelante lo que hoy se conoce como música electrónica. Básicamente, se enfocaron en sintetizar los sonidos conocidos y crear otros nuevos a partir de ellos, de manera que consiguieron crear un género musical completamente distinto del resto y que se puede distinguir con sólo oírlo.

Karlheinz Stockhausen fue uno de los principales personajes que promovió este estudio de música electrónica para el progreso de la música y no lo decimos solamente basados en las espectaculares composiciones musicales que creó allí, sino que también ejerció de director del estudio abriéndole las puertas a grandes compositores de vanguardia de la época de todas partes del mundo, tales como el francés Edgar Varese, el americano John Cage, el húngaro György Ligeti y el cosmopolita Luciano Berio.

Este primer estudio de música electrónica tuvo un cierre prematuro, pues solo se mantuvo funcionando hasta el comienzo del nuevo milenio. No obstante, su legado se mantiene vigente con toda la música electrónica que crea en la actualidad, desde la comercial hasta la artística. Así que celebremos el nacimiento del Studio for Electronic Music que si no fuera por él hoy no tendríamos música electrónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *