Los mejores clubes para disfrutar de la música electrónica

A lo largo y ancho de Europa hay infinidad de locales, discotecas y clubes en los que disfrutar de lo mejor de la música electrónica. Uno de los más conocidos sea tal vez el club berlinés Berghain, casi un mito en la capital alemana. Funciona en una antigua central eléctrica y hay quien lo califica como la “capital del Techno”. Con una parte exclusiva para público gay tiene capacidad para cobijar a 1500 personas, eso sí, las colas para llegan a ser interminables.

Sin abandonar Berlín, hacemos parada en el Watergate, que puede presumir de que su pista de baile se mueve al son que marcan los mejores Djs de la movida alemana.

Otro local mítico, el club Fabric en Londres, podría tener los días contados. Auténtico templo para los amantes dela música, han sido los excesos de éstos los que han acelerado su agonía. La muerte de dos jóvenes relacionadas con el consumo de drogas hizo que las autoridades suspendieran la licencia del local.

Bastantes menos problemas tiene Ministry of Sound, uno de los más prestigiosos clubes de música electrónica del mundo. Situado también en la capital británica, cuenta con franquicias e incluso sello discográfico.

Y, por supuesto, hay que mencionar Ibiza y Amnesia, auténtica meca para los amantes de este tipo de música. Inaugurada hace casi 50 años, esta discoteca ha conseguido hacerse parada imprescindible en la isla pitiusa. Aquí han estado los mejores Djs, los mejores grupos y los más famosos clientes.

Estos son los grandes clubes, pero hay otros más pequeños y modestos también muy representativos. Fuse fue el primer local de techno de Bruselas. Cuenta con dos salas y por ellas ha desfilado lo más selecto en lo que Djs se refiere. En Barcelona se encuentra Moog, un pequeño club ubicado en un antiguo cabaret, nada que ver con las macrosalas de las que hablábamos al principio. Rex Club en París, Amsterdam Roest en la capital holandesa o Roxy en Praga, son también salas que merecen una mención.