Hechos curiosos de Deadmau5

Aquellos que son fanáticos de la música electrónica, probablemente solo conocen pocas cosas de Deadmau5. Su nombre es Joel Zimmerman, y usa unas gigantes orejas de ratón en el escenario, aunque quizás no sabías que él en realidad se puso ese nombre por un ratón muerto, hace muchos años encontró un ratón muerto en su computadora mientras cambiaba la tarjeta de video.

dead

Las personas empezaron a referirse a él como el “chico del ratón muerto”, y le gustó ese nombre, usando un numeral para acortar el mismo, ya que “deadmouse” era un nombre sumamente largo para el chatroom de internet dónde normalmente estaba. Una vez incluso hizo un concurso para que sus fanáticos pudiesen diseñar su cabeza de ratón en el 2011, cuando este hizo una alianza con TalentHouse. El ganador fue la cabeza de ratón en forma de queso, una amarilla con varios huevos en ella haciéndola parecer como queso suizo, con una boca blanca que se encendía. Estrenó la cabeza de queso durante una presentación en Nueva York. Deamau5 también tiene un difícil momento al tener que sacar títulos para sus álbumes, por esto sus títulos de sus álbumes parece no más que burlas. Y de hecho a disney no le sienta nada bien y le han demandado:

https://www.sandiegored.com/noticias/57101/Disney-demanda-que-Deadmau5-deje-de-utilizar-orejas-de-raton-en-su-mascara/

Admite que no hace mucho en sus conciertos en vivo, muchos artistas de electrónica, insisten lo difícil que es estar en vivo aunque para él no es más que presionar botones. Él cree que cualquier persona con una hora de instrucción puede saber cómo manejar un sistema de Dj, que cuando la luz de la secuencia se enciende, no hay mucho que hacer para improvisar musicalmente.

Se acostumbra a escuchar mucho de él hablando mal de cualquier persona, incluso sus amigos, como por ejemplo Kanye West, Avicii, entre otros. Deadmau5 incluso apareció en un capítulo de Gossip Girl por veinte segundos después de unas catorce horas de grabación. Por último, hace un tiempo la revista Forbes dijo que él poseía 11 millones, entonces llamó a su manager diciendo que le faltaban unos nueve, aunque le explicó cuáles eran las cuentas financieras poco después.