Gioacchino Rossini: todo un maestro

Gioaccino Antonio Rossini nació en Pésaro (Italia) para el año 1792 y muere a los 76 años en Paris (Francia) en 1868. De padres artistas, su padre corista y su madre cantante. Estudió en el conservatorio de Bolonia y a los dieciséis años, bajo la tutela de Stanislao Mattei, compuso una cantata por la que ganó un premio.

Fue un compositor de pocos fracasos iniciales y enormes éxitos a lo largo de su vida, afianzándose como uno de los grandes de la ópera en su época antes de cumplir los veinticinco años de edad. Dentro de su vasta producción crea obras en los géneros serios, semi serios y bufos. Entre sus óperas bufas se encuentran Il barbiere di Siviglia, La Cenerentola o L’italiana in Algeri, dentro del género serio compuso Demetrio e Polibio, Ciro in Babilonia.

rossiniYa establecido en París escribe en 1829 la ópera Guillermo Tell inspirada en los ideales de lucha por la libertad, independencia, amor paterno y búsqueda de la justicia, encarnados en ésta figura y  se dice que fue la consagración definitiva de Rossini. Luego de Guillermo Tell, Rossini dejó de componer óperas, aunque no se desligó del mundo de la música.

En su vida amorosa destacan dos mujeres, Isabella Colbran para quien compuso  el rol principal de Elisabetta, además este reconocido compositor fue el creador del papel de Desdémona para ella en el año 1816, también en el mismo año de Lisetta, en su obra La Gazzetta. En el año 1818 de Elica en su obra Moisés, y muchas otras a lo largo de los años en su carrera como creador de óperas de alto renonmbre.

Su otro amor  fue  Olympe Pélissier,  modelo y notable figura de la sociedad de Paris. Entre sus obras más notables están La gazza ladra, Guillermo Tell, Armida, Stabat Mater, El barbero de Sevilla, La Cenicienta.

En vida recibió  distinciones como la Orden del Mérito de las Ciencias y las Artes.