Estos han sido los mejores cantantes de ópera

A lo largo de los años, impresionantes artistas han quedado en los corazones de la personas por sus impresionantes personificaciones y su deslumbrante voz, pues la ópera es sin duda una de las ramas del arte escénico más longevo que existe en la historia de la humanidad, y algunos cantantes están escritos en las páginas de la historia humana con tinta indeleble, pues su genialidad no ha tenido límites, es por ello que siempre hay que recordarlos como lo que eran, los más grandes cantantes de ópera de todos los tiempos.

En 1873 nació en Italia un niño que sin duda alguna deslumbraría al mundo con su maravillosa voz, pues él puede ser considerado como el más grande de todos los tiempos, ya que su fama lo llevó a niveles estratosféricos y su voz llevaba a mundos inimaginables, hablamos en este caso de Enrico Caruso el Tenor del mundo.

Luciano Pavarotti

Para muchos el sucesor propicio para Enrico, pues hoy por hoy es considerado el más grande en la actualidad, a pesar de su fallecimiento en 1977, Luciano Pavarotti llegó al corazón de las personas que incluso lo compararon en su grandeza con el indiscutible Enrico Caruso.

María Callas

Sin lugar a dudas si Caruso y Pavarotti destacaban como tenores en el ámbito de ópera masculino, La soprano María Callas es considerada sin lugar a dudas la más grande de todos los tiempos, su voz era angelical pero a la vez fuerte, y te hacia flotar una vez la escucharas, como si tu alma fuera llevada por los cantos de una sirena.

Beniamino Gigli

Tenor favorito del Metropolitan Opera de Nueva York, fue considerado uno de los grandes del siglo XX, pues era un excelente compositor además de cantante de ópera.

Jussi Björling

Con muy poca fama en Italia de manera irónica, este cantante fue el único en interpretar por 20 temporadas seguidas su maravillosa voz en el Metropolitan Opera de Nueva York, hijo de padres músicos, fue una leyenda impresionante.

Richard Tucker

Para muchos, Tucker estuvo entre los mejores tres cantantes de todos los tiempos en ópera, pues las notas alcanzadas por este Señor eran increíblemente impresionantes, el canto dramático fue lo suyo, y encantaba al público con sus interpretaciones y notas altas.