Demuestran que a los 30 años perdemos el interés por la música nueva

La música es nuestra fuente de satisfacción desde que nacemos y a medida que crecemos no paramos de consumirla. No hay nada más satisfactorio que encontrar nueva música que nos guste y nos invite a explorar otros panoramas. La música no sólo nos produce satisfacción, sino también estimula nuestra creatividad y nos acompaña en los momentos más tristes y felices de nuestra vida.

Es muy normal escuchar una canción en particular que adoremos y que nos recuerde a algún momento de nuestra vida, pues la música es el arte más poderoso de todos y como diría Nietzsche, no vale la pena vivir sin ella. Es por esa razón que los científicos cada día más orientan sus investigaciones a entender cómo la música influye en la mente humana.

Recientemente, se han realizado investigaciones para determinar por qué en algún momento de nuestra vida perdemos el interés por descubrir música nueva, a pesar de que cuando somos jóvenes nos produce tanto regocijo las novedades musicales. Ciertamente, es durante la juventud donde descubrimos en mayor cantidad música nueva, por lo que es durante ese período de vida donde refinamos nuestros gustos musicales. Sin embargo, a medida que el tiempo pasa nos volvemos más conservadores y menos arriesgados para gozar de novedosas experiencias musicales. Así pasa el tiempo, hasta que llega un momento de nuestra vida de adultos donde no queremos en absoluto descubrir nueva música y nos conformamos simplemente con re-escuchar una y otra vez la música que durante nuestra juventud nos gustaba.

La popular plataforma de música online realizó una encuesta a sus usuarios para determinar a qué edad, en promedio, pasa esto. Los resultados que la edad límite para dejar de escuchar música nueva es a los 30,5 años. El cuestionario fue aplicado a 1000 británicos, los cuales, el 70%, dijeron que tienen una rutina musical que consiste en escuchar las mismas canciones una y otras veces.

La explicación de que a partir de los 30 años de edad dejemos de escuchar nueva música puede ser que a esa edad adquirimos muchas más responsabilidades en comparación a cuando somos juveniles, por lo que tenemos menos tiempo para dedicarnos a escuchar música. Sin embargo, investigaciones recientes restan importancia a dicha hipótesis y explican que dejar de experimentar con nueva música pasa más por un tema de nostalgia musical que nos hace querer escuchar música vieja reiteradas veces.

Memory & Cognition es el nombre de la revista que publica la investigación donde se comentan las enormes facultades que tiene la música para influir en distintos aspectos de nuestra memoria y nuestros recuerdos, a tal punto que escuchar una canción vieja nos hace evocar las sensaciones e imagines que vivimos las primeras veces que oímos esa canción. Carlos Ortega, trabajador de Cerrajeros XXX, experimentó lo demostrado por dicha investigación y logró corroborar lo dicho: las viejas canciones hacen recordar viejos momentos.

Así que, si ya tienes más de 30 años de edad, entonces no te preocupes si no paras de escuchar las mismas canciones una y otra vez; es totalmente normal y no estás más que padeciendo una nostalgia musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *